La novela por Matías Vargas finalizó con acento catalán. Fueron varios los equipos que se disputaron los servicios del Monito en este período de transferencias (en los anteriores también) y su nombre llegó a sonar en más de una oportunidad en los mercados de pases de River, Boca, Valencia y de clubes de Rusia y de Brasil.

Sin embargo, este viernes se supo que el futuro del atacante de Vélez está en el Viejo Continente, más precisamente en el Espanyol de Barcelona.

El conjunto europeo era uno de los que venía manteniendo contacto con el futbolista desde hace largo tiempo, y finalmente se terminó llevando el premio mayor. El equipo de Cataluña llegó a un acuerdo con Vélez por el pase del jugador para poder realizar el pase en un número bastante alto: los Periquitos abonarán 10.500.000 euros por el 80 por ciento de la ficha del atacante.

De esta manera, el Fortín se queda con un muy buen ingreso por el salteño de 22 años y con el 20 por ciento de plusvalía de una futura venta.

Con todo arreglado por parte de las instituciones, ahora lo único que falta es la firma del jugador. Es por eso que Vargas viajará este sábado rumbo a España para realizar en primer lugar la revisión médica, para luego poner el gancho a su contrato, que lo vinculará con su nuevo club por cinco temporadas; es decir, hasta junio de 2024.

El Monito debutó en la Primera de Vélez en 2015 en un empate sin goles ante Colón. Con la V azulada Vargas disputó 82 partidos, convirtiendo 16 goles y aportando 15 asistencias, algo que le terminó valiendo convocatorias a la Selección Argentina.

Además de eso, logró ganarse el cariño de todos los hinchas de Vélez, que ahora ven partir a una de las joyitas que dio las inferiores del club.

Comentarios