Por Alfredo Luis Di Salvo

En 1929 nacía una leyenda del fútbol argentino, Ernesto Grillo. A los 14 años realizó las inferiores en River Plate. El debut en Primera División se concretó a los 20 años en Independiente, integrando aquel multiestelar e inolvidable quinteto formado por: Michelli, Cecconato, Lacasia, Grillo y Cruz.

"Fue una tristeza profunda en mi vida no haber podido ganar un título en Independiente con esos cracks" se lamentó Grillo antes de su muerte el 18 de junio de 1998, a los 68 años de una enfermedad terminal.

Del club de Avellaneda con 90 gritos goleadores y un memorable 8 a 0 a Racing, el "Pelado" Grillo aterrizó con su envidiable talento en el Milán de Italia. Se despidió tres años después. En 96 partidos marcó 30 tantos. Consiguió un resonante Scudetto 58/59, porque a Grillo no había partido que le quedara grande.

Alberto Armando, con su oficio logró traerlo a Boca Juniors y contrastó un ciclo maravilloso conquistando tres títulos:’62, ’64 y ’65. Integró la Selección Argentina que obtuvo la Copa América de 1955.

El 14 de mayo de 1953 enfrentó en el Monumental a la Selección de Inglaterra y Ernesto Grillo convirtió "El gol Imposible", por punta izquierda, dejando a varios rivales en el camino, entró al área y desde un ángulo increíble metió el gol entre el hueco que dejó el arquero y el travesaño que lo proyectó a la gloria y para que no lo olviden anotó otro más, se impusieron a los ingleses por 3 a 1.

Desde ese día, el 14 de mayo se instauró como el "Día del Futbolista". Se encontraba en el estadio el histórico presidente Juan Domingo Perón, que fue a visitar a los jugadores al vestuario y les regaló un auto Mercedes Benz a cada uno. Grillo fue un mito, un jugador excepcional…

Comentarios