El descuento de San Lorenzo marcado por Lucas Blandi generó minutos de incertidumbre en el partido durante la primera etapa, tras la demorada decisión del árbitro Fernando Espinoza, pero el goleador dio su postura de la jugada y la acertada determinación del juez.

Según comentó: "La pelota le rebota al rival (Prediger) y quedo habilitado por eso. Que Espinoza tenga la gentileza de consultar es muy grato. Lo felicité cuando comenzó el segundo tiempo porque tuvo la capacidad de escuchar y consultar. Yo le pedí que preguntara porque estaba convencido de que el gol era válido. Muchas veces se critica a los árbitros pero esta vez hay que reconocerlo por el gesto que tuvo de preguntar”.

Puntualizando sobre el análisis del partido, dijo: “Es una cancha difícil, donde nos cuesta mucho ganar cada vez que jugamos. Arrancamos dormidos y se nos hizo cuesta arriba pero afortunadamente pudimos empatar. Uno siempre viene a buscar los tres puntos, pero por como se dio el partido fue importante haber remontado y no perder".

Por su parte, Nicolás Reniero, la figura del partido, dijo: “Tenemos que trabajar y pensar en el partido que viene, que es la revancha por la Sudamericana. Era importante no perder en el arranque del torneo y no empezar de manera negativa. Ahora hay que dejar atrás lo que sucedió y poner la cabeza en la clasificación”.
v>


Declaraciones del árbitro sobre la polémica