Fue la noche en la que Darío Pipa Benedetto logró redimirse. Fue la noche de su reaparición estelar, luego de unos cuantos pasos en falso y de la suspensión en la Copa Libertadores por llegar al límite de tres amarillas en igual cantidad de partidos. Fue la noche en la que Boca finalmente pudo ganar en su estadio, luego de cinco reveses por la Copa de la Liga, y así selló su clasificación para cuartos de final como segundo, lo que le asegura jugar la instancia clave en La Boca. Fue una noche mágica, bienvenidos al show de goles y fotos del ídolo Xeneize. 

Con un doblete de Pipa, más un tanto que fue bien anulado, el delantero fue el protagonista absoluto en el sábado en que La Doce pidió "en Bolivia, cueste lo que cueste, en Bolivia tenemos que ganar", en un claro mensaje de lo que significará el cruce venidero por el certamen internacional. 

Boca superó por 2-0 a Barracas Central en La Bombonera, levantó cabeza y finalmente pudo ganar como local, algo que no lograba desde diciembre, cuando había goleado a Central Córdoba. 

Pero los flashes fueron para el Pipa, que comenzó con el pie derecho y en tan solo cuatro minutos había puesto en ventaja a su equipo: anticipó a su marcador y empujó la pelota a la red tras una buena triangulación entre Luis Advíncula, Óscar Romero y Guillermo Pol Fernández, quien desbordó por la derecha, frenó e hizo pasar de largo a Dylan Glaby, antes de su centro al corazón del área.

Luego llegó el empate del Guapo, que solo el VAR logró detectar un milimétrico adelantamiento de Neri Bandiera. Algo que también le iba a ocurrir al local, cuando cerca del final del primer tiempo, Benedetto marcó el segundo en su cuenta personal y fue anulado por una falta previa de Sebastián Villa, quien también había tocado la pelota con la mano.

Pero más allá de la victoria parcial, lo mejor llegó en el segundo tiempo, alrededor de los 15 minutos. Allí, el Pipa dio un par de pasos para atrás, dejó bajar la pelota, sacó una tijera de la galera, dejó clavado al arquero Rodrigo Saracho y estampó el 2-0 para la tranquilidad de Sebastián Battaglia. ¡Golazo!

De esta manera, el atacante gritó su octavo gol en esta temporada, seis por el torneo local y dos en el plano internacional.

-LAS MEJORES FOTOS DE DARÍO BENEDETTO, GRACIAS AL LENTE DE LOS FOTÓGRAFOS DEL GRUPO CRÓNICA

Comentarios