La dirigencia comandada por Víctor Blanco tiene más cuestiones para elogiar que para reprochar, pero lo cierto es que las últimas historias tuvieron un final desprolijo. La salida de Eduardo Coudet, el alejamiento de Diego Milito o la partida de Sebastián Beccacece no se dieron en términos ideales, algo que también podría sufrir Juan Antonio Pizzi.

En el fútbol argentino reina la impaciencia. El entrenador no llegó con mucho consenso de la Comisión Directiva pero sí con la confianza de Capria, quien reemplazó al Príncipe que se alejó por diferencias con la máxima autoridad de la institución.

Y justamente esa falta de consentimiento general para arribar, el DT la sufre después de haber dirigido tan sólo 13 partidos. Porque los resultados no aparecen, el funcionamiento está lejos del soñado por los hinchas y la CD ya no lo respalda demasiado.

Sin ir más lejos, el último fin de semana hubo una reunión entre Blanco y Capria, donde el presidente le comunicó al mánager que -en caso de seguir esta tendencia- el destino de Pizzi será lejos de Avellaneda. Para colmo, su presentación en la Libertadores no fue positiva: empató de milagro ante el humilde Rentistas.

Lógicamente, para creer en su salida también confían en su posible reemplazante, un viejo conocido de la casa: Blanco quiere nuevamente a Diego Cocca, campeón en La Academia. Y si bien tiene trabajo, en Racing sueñan con él.

Comentarios

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos