Ricardo Bochini fue un jugador diferente, talentoso y máximo ídolo del Rojo, está entre los pocos que jugaron con una sola camiseta, como Antonio Rattin y Reynaldo Merlo.

Nació en Zárate, provincia de Buenos Aires el 25 de enero de 1954, este año cumplió 64 años. Por su enorme habilidad de asistidor con toques sutiles se cansó de inventar goleadores, era su mayor virtud. Muchos sostenían que tenía ojos en la nuca, por su relevante panorama de juego.

Podemos mencionar algunos a los que El Bocha los convirtió en artilleros: Daniel Astegiano, Marcelo Reggiardo, Martín Félix Ubaldi, entre tantos otros. Comenzó a familiarizarse con el balón en el club Belgrano de Zárate, hasta que lo conoció Nito Veiga y lo fichó en la séptima división de Independiente. Pocos saben que fue a probarse a Boca y por esas cosas inexplicables del fútbol, no lo aceptaron.

Conversando con mi amigo, el periodista Jorge Barraza, autor del libro ‘Yo, el Bocha’, me contaba que le impresionó la memoria de Bochini, con la nitidez que recuerda los distintos episodios futbolísticos, con nombres de compañeros, adversarios, periodistas y anécdotas mencionando a los vecinos del barrio que fueron protagonistas.

Como su increíble manera de interpretar el fútbol que lo catapultó a la Primera. La inolvidable Selección Juvenil que integró junto con Marcelo Trobbiani, Mario Alberto Kempes, el Conejo Tarantini y su íntimo amigo, Daniel Bertoni.

Rememora pormenorizadamente sus 4 Campeonatos del Torneo Argentino, entre Metropolitano y Nacional; las 4 Copas Libertadores, 3 Interamericanas, 2 Intercontinentales y una Copa del Mundo con el seleccionado argentino.

Vistió 28 veces la celeste y blanca. Me gustaría resaltar su manera simple y eficaz que tiene El Bocha de entender el fútbol, en su expresión advertimos la dimensión de su pensamiento: "siempre hay que ir para adelante" y si bien le hace un culto a la posesión de la pelota, "hay que obligar al equipo rival que juegue en la mayor cantidad de tiempo posible detrás de la línea de la pelota".

Bochini es uno de los pocos jugadores de la historia argentina que jugó 20 años con la misma camiseta.

El 19 de noviembre de 1972, (hoy se cumplen 46 años) Ricardo Enrique Bochini, anotó su primer gol con la camiseta de Independiente. Paradójicamente fue frente a su eterno rival, Racing, en un encuentro relacionado con el Interzonal del Campeonato Nacional.

Ingresó en el complemento reemplazando a Magán. Apenas pisó la cancha se iluminó y realizó una extraordinaria jugada, pared de por medio, con Carlos Bulla, el que sufrió su genialidad fue el gran arquero Ubaldo Matildo Fillol, ahí fue donde inauguró la galería del ingenio y la rapidez mental del fútbol.

 En 1990 fue distinguido con el Diploma al Mérito de los Premios Konex por ser considerado uno de los cinco mejores jugadores de la década.

Culminó su envidiable carrera en Independiente el 5 de mayo de 1991, apuró su abandono por una grave lesión provocada por un foul de Pablo Erbín en el encuentro disputado entre el Rojo y Estudiantes de La Plata.

Deportistas como El Bocha surgen una vez cada muchos años, es una categoría en extinción.

Comentarios

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos