Desde que fue eliminado de la Libertadores, Independiente cambió rápidamente el chip y al nuevo le empezó a tomar el cariño que no le venía mostrando hasta allí. La Superliga pasó a ser, además del único frente para atacar, una obsesión para el equipo de Ariel Holan. Los números lo demuestran pues de 15 puntos, sumó 12, cosecha que le permitió escalar posiciones y ponerse a siete unidades de su clásico rival, Racing. Aunque parezca importante la diferencia, en el Rojo están convencidos de que van a pelear el título. "¿Y por que no? Estamos alzando vuelo y nos mostramos con muchas ganas y deseos de pelear el campeonato", dijo Pablo Hernández, quien ante San Martín de Tucumán, anotó su primer gol con la camiseta del rojo.

"Lo que tenemos en mente es pelear la Superliga", agregó un revitalizado Fernando Gaibor mientras Juan Sánchez Miño fue concluyente: "El fútbol argentino es muy difícil, hay que saber manejar los tiempos y ser conscientes de que no se pueden regalar puntos".

Y ésta última frase tiene que ver con la ambición de Ariel Holan y sus dirigios de ir con todo por el rival de siempre. Sabiendo que en la segunda parte del torneo lo recibirá en el Libertadores de América, en las filas de Independiente se ilusionan con arribar al receso con una brecha menor a la actual.

La idea es hacerlo a cuatro puntos, una situación que cualquier hincha de Independiente firmaría después del flojo arranque que comprendió pérdida de unidades inesperadas como ser ante Tigre en Avellaneda.

Para achicar la distancia, en la parte roja de Avellaneda estiman que, de los 12 puntos que restan disputar en el año, hay que sacar al menos 10. En el peor de los casos, 9. Pero menos, no. Al Rojo le esperan compromisos bravos pues todos tienen algo porque pelear.

El domingo recibe a Belgrano, que está peleando por no descender, al igual que Lanús, el siguiente adversario. Luego viene Boca, como local, con lo que implica este clásico para cerrar de visitante ante Godoy Cruz, a quien nunca venció en esa condición. ¿Podrá completar un buen sprint final en éste 2018?