Boca está a un paso de clasificar a la próxima instancia de la Libertadores y se encuentra en la semifinal de la Copa de la Liga. La parte cuantitativa está aprobada, pero aplaza cada vez que se evalúa el rendimiento colectivo. Y en ese contexto, tanto Miguel Ángel Russo como el Consejo de Fútbol cree que deben renovar el plantel si pretenden pelear cosas importantes, por lo que ya hay tres jugadores casi afuera.

Julio Buffarini, Mauro Zárate y Franco Soldano tienen un futuro lejos de La Ribera. El primero jugó varios partidos en el semestre pero no terminó de convencer al entrenador y perdió su lugar con Capaldo; el ex Vélez perdió mucho terreno con las lesiones y desea buscar minutos en otra institución; el delantero ex Unión en junio termina su préstamo y deberá volver a Olympiakos.

A ellos se les suma la chance de vender a algún arquero: Esteban Andrada o Agustín Rossi, quedando Javier García como relevo. Luego hay que evaluar a los colombianos: por Sebastián Villa hay sondeos de Benfica y por Frank Fabra levantaron el teléfono varias instituciones. A su vez, Jorman Campuzano bajó mucho su nivel y no descartan una posible salida.

Comentarios