Luego de haber abierto el marcador en el Superclásico en la Bombonera con un golazo, y minutos antes de salir lesionado, Gonzalo Pity Martínez le metió un tremendo caño a Leonardo Jara que lo dejó muy mal parado. Otra vez el victimario y la víctima fueron los mismos protagonistas.
 

Comentarios