En la continuidad de los amistosos de verano, Mar del Plata le dio la bienvenida al fútbol con un encuentro que prometía: Racing, líder de la Superliga, ante Gimnasia, que a fines del año pasado llegó a la final de la Copa Argentina (la cual perdió ante Central). Sin su emblema, Lisandro López, y con el debut en Primera de una de las joyas del club, Alexis Cuello, el Chacho Coudet apostó a un mix entre titulares y suplentes para enfrentar al Lobo, cuya novedad más destacada estuvo en el regreso de Franco Mussis al equipo.

Y Mussis retornó con un gol bajo el brazo: con un tanto del volante y otro de Guanini, el Lobo, que jugó concentrado y con mucha actitud, dio la sorpresa al vencer merecidamente por 2-1 a la Academia, que si bien mejoró un poco en el segundo tiempo, se mostró dormida y con poco juego colectivo.

Así, el puntero del torneo, a pesar de ser un amistoso, se retiró preocupado de Mardel, mientras que el equipo platense, si sostiene en el torneo la imagen que mostró ayer, tiene muchas chances de mantener la categoría en la Superliga.


Sorpresa
En el amanecer del partido, Gimnasia sorprendió al romper el cero. Todavía se estaban acomodando los equipos en el terreno de juego cuando, tras un gran centro de Ayala, un defectuoso despeje de Orban fue capitalizado por Mussis, quien derrotó a  Javier García con un potente disparo al palo izquierdo del arquero.

Lejos de reaccionar, la Academia (que se presentó con su característico 4-1-3-2) se mostró ansiosa en su búsqueda de la igualdad, y por tal motivo no logró generar juego y era imprecisa en los pases. La contracara era el Lobo, que con su agresivo 4-3-3 no se refugió atrás y presionaba bien arriba en pos de aumentar la diferencia.

Y la insistencia dio su resultado: otro centro perfecto de Ayala encontró la cabeza de Guanini, quien marcó el 2-0 para el Lobo. En el segundo tiempo, Racing adelantó sus líneas y el Chacho decidió darle más profundidad al equipo con los ingresos de Ricardo Centurión y Cristian Zaracho.

Así, Racing mejoró y llegó al descuento a través de un gol de Cristaldo tras un centro de Soto. Tras el gol, Racing tuvo la pelota y Gimnasia se refugió en su campo, pero la Academia no pudo revertir la derrota y se volvió preocupada a Avellaneda...

Gimnasia se llevó la primera alegría del verano. 

Comentarios