A mediados de julio de 2017, Ariel Holan levantó el teléfono y se encargó de convencer a Fernando Amorebieta para traerlo a Independiente. El tiempo pasó, llegaron los éxitos deportivos y también los nubarrones internos. El defensor venezolano estuvo seis meses sin ser parte del plantel profesional y en las últimas horas, tras arreglar su transferencia a Cerro Porteño, apuntó contra el técnico.

"Un día llamó a mi agente y le dijo que iba a ser el jardinero mejor pago de la Argentina. No, esas cosas no son así. El técnico dijo eso. Tengo pruebas, no tengo por qué engañar. Él sabe por qué lo dijo. Tiene que decirme las cosas en la cara", expresó.

Insistiendo con su crítica al entrenador, Amorebieta sostuvo que lo que más le dolió es que no le digan las cosas de frente: "Holan es un gran entrenador. Independiente juega bien. Las cosas como son. Pero, en mi situación, lo que más me duele es que no se vaya de frente porque siempre me gusta que la gente me diga las cosas en la cara, como los hombres".

Comentarios