River no especula. Esa es una de las características de este equipo en la era Gallardo, y no pensaba cambiar la metodología este jueves por la noche. Si bien un empate le alcanza para ser campeón, el "Millonario" salió con la convicción de quedarse con las tres unidades.

En ese sentido, a los 31 minutos de la etapa inicial llegó la apertura del marcador que le otorga cierta tranquilidad y lo encamina al título ante un Racing atónito. ¿Cómo fue? Enzo Fernández ensayó un pase filtrado espectacular para Agustín Palavecino, quien definió con calidad ante la apresurada salida de Gabriel Arias.

Con este resultado parcial, el conjunto de Núñez salda una cuenta pendiente: salir campeón del ámbito doméstico.

Comentarios