Que José Fracisco Sanfilippo fue uno de los más grandes goleadores del fútbol argentino, a nadie le quedan dudas. Pero entre sus cientos de conquistas, hay una que quedó en la historia no sólo por la calidad de la definición, sino también porque la jugada fue ideada por él mismo quien, antes del partido, le avisó a su víctima de sus planes. De antología.

Todo ocurrió un 12 de octubre de 1962, cuando San Lorenzo recibió a un entonado Boca, que lideraba el campeonato, en el Viejo Gasómetro. Antes de salir al campo de juego, los equipos se encontraron en el túnel que unía el vestuario con la cancha, donde el Nene le pidió a sus compañeros que salgan al terreno luego de que lo hiciera el rival.

Es que el goleador sabía que el Xeneize utilizaba como cábala salir a la cancha después del rival. “Ellos no querían salir, querían que nosotros saliéramos primeros y en realidad no nos correspondía”, contó Sanfilippo a Gol de Vestuario. “Nos dijimos un par de cosas con Antonio  Roma, pero todas mentiras porque éramos amigos de la selección”, agregó.

¿Qué pasó? Los jugadores de Boca siguieron esperando para salir y Sanfilippo, pícaro como era, le retrucó a Roma: “Tano, mira que soy medio vidente y soñé que te hago dos goles, uno de entrada y de taco”. Ante la chicana, el delantero recordó la respuesta del corpulento arquero: “Pero enano de mierda, tené cuidado que te paso por arriba y te reviento como a una cucaracha”.

El Nene fue un goleador fuera de serie.

Lo cierto es que antes de sacar del medio, Sanfilippo se acercó a Elvio Capdevilla e improvisó la jugada. "Mirá, pibe, voy a convertir el gol en cuanto empiece el partido. Todo depende de vos. Rossi te dará el pase, yo salgo corriendo y no te veo más. ¿Lo ves a Orlando? Bueno, quiero que la pongás entre el área grande y su espalda. Si te animás a hacerlo, es gol. De lo contrario, te arranco la cabeza. No me hagás quedar como un boludo", le dijo.

Luego de mover Rossi, pateó Capdevila, pero la pelota llegaba por detrás de Sanfilippo, quien ensayo como ultimo recurso pegarle de taco, porque la pelota le quedó muy atrás, el balón superó a Roma y se metió cerca del palo derecho. La acción se dio a todo lujo. El goleador siguió corriendo ante el cierre desesperado del peruano Benítez que nada pudo hacer.

La pelota entró limpia cuando el juego no había llegado a los 30 segundos. El Nene jura que fue a los 5 segundos. El gol puede ser el más rápido de la historia (a los 10 segundos), aunque ninguna crónica dice datos certeros y a 58 años del suceso no se puede comprobar.

Sobre aquel partido, luego de ese impresionante gol, Boca se recuperó y lo dio vuelta con goles de Antonio Rattín y de Alberto González, mientras que el propio Sanfilippo, como no podía ser de otra manera, selló el definitvo empate 2-2 con un tanto de penal. 

La foto en la que quedó inmortalizada la sensacional jugada de Sanfilippo.

Comentarios

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos