Boca se iba al vestuario en el entretiempo ganando 1-0 frente a Talleres de Córdoba de local.

Cuando ya bajaban por la manga, un nene lo mira eufórico a Carlos Tevez y apoya la mano en el vidrio que separa el campo de juego de la platea. El ídolo de Boca, se acercó y saludó a su fan apoyando su mano también en el vidrio esbozando una sonrisa. El niño, eufórico y emocionado, ¿quién le quita la alegría?

El saludo entre Tevez y el nene.