En cualquier análisis hay dos variantes importantes: el tiempo transcurrido y lo que arrojan las estadísticas. Y ante esta situación, cuando se ven los números que cosechó Boca en lo que fue la pasada Superliga, se muestra el dislate que provocó Gustavo Alfaro, que seguramente le cambiará la opinión a varios.

De fines de junio de 2019 a principio de marzo de este año, durante el cual Alfaro armó en los 16 partidos que dirigió, 10 duplas de atacantes diferentes, 2 veces puso tres delanteros: Villa, Tevez y Hurtado;  y Tevez, Villa y Ábila; 3 veces la dupla  Soldano y Hurtado y en cuatro oportunidades puso un solo delantero: 1 vez Zárate y 3 veces Ábila.

Alfaro dándole indicaciones a Tevez.

Fueron 16 encuentros en los cuales Boca consiguió ciertamente muchas victorias (8 contra 3 derrotas) y convirtió sólo 19 goles. Más allá de la posición en la que hayan jugado, nos aferramos a las características del jugador: si es delantero es delantero, si es volante es volante, independientemente de la posición en el campo o la tarea realizada.

Lo antes descripto fueron las decisiones de Alfaro de poner esos delanteros desde el minuto cero, y ellos convirtieron 8 tantos.

La sonrisa de Russo, cuando regresó a Boca.

La llegada de Russo

Con la llegada de Miguel Russo, las cosas cambiaron radicalmente. Con el nuevo entrenador, Boca disputó 8 encuentros, ganó 7 y empató 1, que fue contra Independiente y la temprana expulsión de Carlos Izquierdoz.

Ese Boca de Russo, en 8 partidos armó sólo dos ataques diferentes: el primer partido con el Rojo fueron Tevez y Zárate; mientras que en los otros 7 encuentros, jugaron Villa, Tevez y Soldano.

Fueron 8 cotejos con 16 goles en el total; mientras que los delanteros puestos como titulares sumaron 7 tantos.

Como se verá, en ocho partidos el Boca de Russo hizo casi la misma cantidad de goles que el Boca de Alfaro; con la idea táctica de cambiar constantemente, quitándole la confianza a todo un plantel.

Fue contundente el paso de Russo y fundamental para que Boca, finalmente, se consagrara campeón. Lo que muchas veces para algunos suelen ser decisiones tácticas, estratégicas, se resumen simplemente a darle valor y confianza al jugador. Mostrando, más allá de las diversas opiniones, que el potencial de Boca en el pasado torneo, estaba a la altura de las circunstancias; tanto es así que le pudo arrebatar el campeonato a uno de los mejores equipos de Sudamérica: River.

El DT xeneize, el día de la conquista del campeonato.


Desde la salida de Alfaro se realizaron muchos análisis de lo bueno o lo malo del paso del entrenador por la Ribera. Se buscaron, además, excusas para justificar las cosas que salieron mal. Pero todo esto quedó al desnudo, en apenas 8 encuentros, dándole a los jugadores, la confianza necesaria para jugar.

La dirigencia

En todo esto se produjo un cambio en la dirigencia, y esto no puede pasar desapercibido. Las decisiones, las charlas, y lo que pudo brindar la nueva directiva también ayudaron a que Boca pudiera levantar cabeza desde lo futbolístico. Habida cuenta, las comisiones directivas son también responsables de lo bueno y de lo malo que puede presentar un equipo durante un partido. No sólo son decisiones de un entrenador, o buenas o malas ejecuciones de un futbolista en el campo.

Comentarios

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Ver más productos