Guillermo y Gallardo, a pura risa antes del Boca-River.

A segundos de comenzar un nuevo superclásico en la Bombonera, Guillermo Barros Schelotto se acercó al banco de suplentes de River saludar a Marcelo Gallardo y se dieron un abrazo fraternal

 
Los directores técnicos de ambos equipos continuaron con la idea de generar un buen clima antes del partido más resonante de la fecha 6 de la Superliga. Como dijeron días atrás los presidentes de ambos conjuntos, "son rivales no enemigos".
 
 
 
 

Comentarios