Lo pudo haber ganado, lo pudo haber perdido. Pero el empate con Emelec ya pasó para Huracán. El Globo tiene que cambiar rápido el chip y modificar el presente en la Superliga, donde lleva tres derrotas consecutivas y necesita una victoria para tratar de asentarse en la zona de copas. Y a pesar de que los jugadores realizaron tareas en el gimnasio en la capital ecuatoriana, Antonio Mohamed ya tiene todo confirmado para enfrentar el próximo lunes a Estudiantes: jugarán los mismos once que vienen de igualar en el segundo partido de la Copa Libertadores.

"En los últimos partidos habíamos apostado a la rotación porque teníamos compromisos en la semana y tenemos un plantel muy corto. Pero contra Estudiantes van a estar todos, a pesar de tenemos pocos días de descanso. Toda la banda va a estar para jugar porque además quieren jugar. El escenario es totalmente distinto a lo que fue antes de jugar con San Martín, ahora hay más descanso y la ambición de ganar para seguir en la zona alta de la tabla", había manifestado el Turco en el post-partido de la Copa.

Por eso, más allá de que varios jugadores terminan extenuados fisícamente (Israel Damonte, Iván Rossi y Lucas Barrios fueron ejemplo de ello y sobretodo en los últimos 15 minutos donde el Globo sufrió mucho el calor), no habría ningún cambio. El objetivo es claro: poner lo mejor para que volver a sumar de a tres y seguir prendido en la tabla para clasificar a una copa internacional.

Así, de no mediar ningún inconveniente, los 11 que jugarán ante el Pincha en el Ducó serán: Antony Silva; Christian Chimino, Federico Mancinelli, Omar Alderete y Walter Pérez; Carlos Auzqui, Damonte, Rossi y Andrés Roa; Lucas Gamba y Barrios.