En el show de los errores, el que menos pifió fue Godoy Cruz, en especial el Morro García, quien anotó dos goles tras dos claros penales y el uruguayo Merentiel, que hacía su estreno en el Tomba, puso el tercero.

Del otro lado del mostrador, San Martín, también aprovechó los errores defensivos del local, pero no le alcanzó, cuando tuvo la más clara, Bieler le erró a la pelota y no pudo definir lo que podía ser un tres a tres. Pero todo se cerró con el triunfo del local, que cortó una racha de derrotas.

En un partido parejo desde la mirada "positiva", por el juego que mostró González y el cómo se entienden en la cancha García y Lucero. Mientras que los tucumanos también tuvieron un funcionamiento aceptable del medio hacia arriba, con Lamardo y Gómez conectándose con los dos delanteros.

Pero esto lindo contrastó con lo feo. La manera de marcar de San Martín justifica su pelea por no descender, y el Tomba también pudo encontrar la respuesta a sus interrogantes en la manera de defender.

Pero la suficiencia del Morro, la expulsión de Acevedo en los tucumanos le permitió al local, gozar y sufrir al mismo tiempo, un triunfo que necesitaba como el agua.

El Morro celebra el gol que anotó de penal. (@ClubGodoyCruz)