Fue un Implacable goleador y es un exitoso entrenador. De figura espigada, su gran marca registrada es esa melena rubia que resiste al paso de los años y que lo hacen inconfundible. De tono sereno y siempre alejado de la polémica, Ricardo Gareca construyó una carrera basada en el trabajo y los éxitos. Y este 10 de febrero, el quero Tigre cumple 63 años y sueña con disputar su segundo mundial como entrenador de la Selección de Perú, a la que supo sacar del abismo.

Nacido en Tapiales en 1958, comenzó su carrera como delantero en Boca, debutando cn esa camiseta en 1978. En 1981 fue a préstamos a Sarmiento de Junín, donde se destacó como goleador, y retornó a Boca en 1982, donde permaneció hasta 1984, cuando luego de un conflicto que tuvo con el club y que generó una huelga de futbolistas fue transferido a River junto con Oscar Ruggieri.

Tras unos pocos partidos en el Millonario, fue transferido al América de Cali, donde fue gran protagonista en el torneo colombiano al marcar goles decisivos que le significaron a los Diablos Rojos los títulos nacionales de 1985 y 1986, así como el subcampeonaro de 1987.  También se destacó en la Copa Libertadores, en la que el conjunto caleño perdió las finales en 1985, 1986 y 1987, certamen en el que el Tigre fue goleador con 7 tantos.

El Tigre junto con Miguel Brindisi. Su paso por Boca tuvo un final polémico.

En 1989 volvió a la Argentina para vestir la camiseta de Vélez, club del cual siempre fue hincha, donde se entronizó como uno de los mayores ídolos de la institución. Disputó 117 encuentros y anotó 24 goles en el Fortín. Luego finalizó su carrera como jugador en  Independiente, con el que salió campeón en el Torneo Clausura 1994.

Además, fue convocado a la Selección Argentina tanto en los ciclos de César Luis Menotti como de Carlos Bilardo, pero ambos decidieron no llevarlo a los Mundiales de España 82 y México 86. Con la camiseta nacional anotó 6 goles en 20 partidos.

Gareca se dio el gusto de dirigir a su amado Vélez, donde ganó tres títulos.

En cuanto a su carrera como entrenador, Gareca hizo su debut en San Martín de Tucumán en 1995. Luego arribó a Talleres, donde tuvo cuatro ciclos, en los cuales logró el campeonato de la B Nacional (1998) y ganó la Copa Conmebol (1999). En el medio pasó por Independiente, Colón, Quilmes y Argentinos Juniors, para tener su primera experiencia internacional en Colombia, donde dirigió al América de Cali y a Independiente Santa Fe.

Volvió al país para dirigir a Talleres, recaló en Perú para ser DT de Universitario y, por fin, en 2009 cumplió el sueño de dirigir a su querido Vélez, club con el que conquistó un torneo Clausura, un Inicial y la Copa Campeonato. Luego tuvo un breve y opacó paso por Palmeiras hasta que, en 2015, asumió como DT de la Selección de Perú, con la que cumplió con el objetivo de clasificar al Mundial de Rusia 2018 luego de 36 años de ausencia.

Por Cristian Re

Comentarios

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos