El Tribunal Arbitral del Deporte comunicó el sábado su decisión de rechazar el pedido de Boca para que haya una "medida urgente" que apuntaba a tomar una decisión antes del partido que se disputará el domingo ante River.

"El TAS ha rechazado la solicitud urgente de medidas provisionales presentada en el día de ayer por C.A Boca Juniors con la que solicitaba la suspensión del partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores", informó el Tribunal a través de un comunicado.

Con esta determinación, el partido queda ratificado, pero el reclamo de Boca continuará su curso. El fallo tardará varios meses en conocerse debido a que hay varios pasos a seguir.

El "xeneize" tendrá que explicar los fundamentos por los que sostiene que River merecía la descalificación luego de que sus hinchas apedrearan el micro ante de ingresar al estadio Monumental, que derivó en la suspensión del 24 de noviembre. 

Luego, River deberá hacer una nueva defensa, al tiempo que el TAS constituirá un panel con árbitros que se encargarán de evaluar el caso. 

Antes de conocerse la sentencia, las partes tendrán una audiencia en Lausana, Suiza, donde expondrán sus respectivos argumentos. Por último, después de una deliberación, los jueces darán a reconocer su decisión final.