En los últimos días el Infierno no estuvo encantador. En la parte roja de Avellaneda se desató un conflicto que los propios protagonistas trataron de naturalizar (inclusive se abrazaron para el público y para la foto), pero en el seno de la institución tenían en claro que una frustración deportiva podría reavivar el fuego y la crisis. Por eso la excursión por Tucumán era de riesgo para Independiente, que pudo recuperar la paz al ganarle 1-0 a Atlético con un gol para el recuerdo. 

Una parte del desarrollo dejó margen para las suspicacias. Es que si Sebastián Beccacece necesitaba respaldo para continuar al mando, en el primer tiempo no lo tuvo, ya que sus dirigidos ofrecieron una versión para el olvido; distinta fue la situación en el complemento, debido a que Nicolás Figal comandó un ataque a pura apiladas, ensayó una pared extraordinaria con Silvio Romero y la tiró al medio para que Sebastián Palacios le pusiera la firma a una conquista extraordinaria. Y si de "apoyo" se trataba, Martín Campaña le hizo saber al entrenador que podía confiar en sus manos, considerando que se revolcó en reiteradas ocasiones para sostener el cero en su valla. 

Si bien a lo largo de su historia el Rojo estuvo vinculado al "paladar negro", en el norte argentino comprendió que no importaban tanto las formas. Era prioridad ganar más allá del rendimiento, y por eso los jugadores apostaron al sacrificio para suplir las falencias que mostraron a lo largo de los 90 minutos. Esa apreciación quedó expuesta con el pitazo final, debido a que el conjunto visitante tuvo un festejo eufórico. Todos juntos abrazados en el centro del campo para demostrar (a propios y extraños) que hay unidad. Y si el cuerpo técnico se había puesto tres partidos de plazo para ver si continuaba en el cargo, ya se sacó de encima el primero; quedan dos, siendo el próximo el más importante de todos (Defensa, por Copa Argentina).

Comentarios

Ver más productos

San Idefonso, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Idefonso

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos