Un año más sin que Independiente pueda ganar en Mendoza. Cada vez aparece más lejano el último triunfo en esa provincia. Para ser precisos, a 1969. Es decir, a sólo 365 días de cumplirse medio siglo. Y si de visitar a Godoy Cruz se trata, la historia volvió a repetirse. El equipo de Ariel Holan sigue sin poder ganarle en la tierra del sol y el buen vino. Esta vez rescató un punto que le hace cerrar el año futbolístico con mucha incertidumbre pues quedó a 10 puntos de Racing, ni más ni menos, con la posibilidad de que sean 13 si su rival de siempre saca adelante el compromiso de este domingo en su estadio ante los sanjuaninos.

El primer período encontró un dominio alternado aunque el más punzante fue Godoy Cruz, que generó las opciones más claras, merced al buen trabajo de Diego Sosa y principalmente de Ángel González, una pesadilla por el andarivel derecho. Campaña evitó en dos ocasiones la caída de su valla, primero ante el citado González y cerca del final de la etapa ante el Morro García a la vez que se confió en un tiro de esquina que ejecutó Angileri y que conectó con ángulo cerrado Jalil Elías, cuyo cabezazo pegó en el poste.

En cambio Independiente jamás tuvo juego y por eso dependió exclusivamente de alguna acción individual. Así, tanto Meza como Benítez lograron hilvanar dos momentos interesantes pero que terminaron con sendos remates desde afuera, bien resueltos por Roberto Ramírez.

Dos emociones

Marcaron un pequeño cambio favorable en el trámite. Independiente levantó su producción tomando la iniciativa pero sobre los 28 se distrajo defensivamente y Ángel González, tras hacer pasar de largo a Brítez y Burdisso, sometió a Campaña con un zurdazo.

La visita supo reaccionar pues enseguida, Meza, con un tiro libre al segundo palo (todos esperaban el centro), marcó un golazo. Y si bien ambos pudieron desnivelar, la falta de claridad en los metros finales terminó conspirando contra sus deseos de triunfo.