La presentación de Fernando Gago como entrenador de Racing trajo una de las imágenes del día y no por lo agradable. A saber: ver a Federico Insúa, ayudante de campo de Pintita, con la ropa de trabajo de la Academia genera sentimientos en ambos lados de Avellaneda. A los del Rojo no les gusta nada porque el Pocho supo ser figura en aquel equipo campeón de 2002, la última alegría del Diablo a nivel local, y a los de Racing tampoco les cae bien que el exvolante que vistió la camiseta del rival de toda la vida, ahora tenga el escudo de Racing. Pero esta cuestión sirvió para reflotar una historia que pocos conocían. 

¿Cuál es esa historia que trascendió en estas horas?  Hace unos días, la dirigencia de Independiente le había ofrecido el cargo de mánager al Pocho para que se vincule en lo inmediato al club. 

Hace dos semanas, Héctor Yoyo Maldonado, secretario general del Rojo, le ofreció el cargo de mánager al Pocho, quien para ese entonces aún no sabía que su futuro iba a culminar vinculado a Racing

El mediocampista había tenido  tres pasos por la institución, uno entre 2001 y 2003; otro entre 2004 y 2005 y el último entre 2013 y 2014, para ayudar al club a volver a primera división en aquella sufrida campaña de Omar De Felippe, que hasta tuvo una final contra Huracán en La Plata por el tercer ascenso.

Ante la llegada a Racing junto a Gago es obvio elucubrar que la respuesta de Insúa fue negativa para unirse al grupo de trabajo que comanda Julio César Falcioni. 

Comentarios