Para Estudiantes, un tropezón no es caída... En la fecha pasada perdió el invicto ante Platense y el viernes por la noche Atlanta lo superó en la tabla de posiciones, pero le costó tan sólo 90 minutos poner las cosas en su lugar: esta tardem en su excursión por Mendoza, superó 2-0 a Independiente Rivadavia y volvió a instalarse en lo más alto de la Zona A.

Desde el tramo inicial el conjunto visitante comprendió que debía asumir el protagonismo si pretendía cosechar un buen resultado. Por eso tomó la iniciativa, se adueñó de la posesión y visitó el área de enfrente con buena frecuencia. Esa determinación ambiciosa le permitió establecer la apertura del marcador a los 33 minutos de la etapa inicial, instante en el que Paolo Impini metió un cabezazo letral (después de un tiro libre de Francisco González Metilli) para superar la resistencia de Cristian Aracena, que voló en vano.

Esa conquista no alteró los planes. Porque si bien el dueño de casa trató de adelantarse unos metros con el afán de alcanzar -al menos- el reparto de unidades, el Pincha también impuso condiciones en el complemento. Tal es así que a los 21 minutos liquidó la historia  en los pies de Emiliano López, quien capturó un centro de Martín Garay y no perdonó a La Lepra. De esta manera, el conjunto de Caseros volvió a mostrar su chapa de candidato y dio un nuevo paso en búsqueda del sueño: llegar a la elite del fútbol argentino.

Ver más productos

La iglesia recuerda hoy a san Martin de Tours

La iglesia recuerda hoy a san Martin de Tours

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos

Comentarios