Defensa y Justicia venció como local a Vélez por 3 a 2 en un partido entre dos equipos que hacen del cuidado del balón su principal herramienta de juego, y la diferencia la establecieron algunos futbolistas más experimentados del local ante un conjunto como el de Liniers plagado de juveniles.

De esta manera Defensa y Justicia, el único invicto de la Superliga al cabo de 11 jornadas, se estableció con 21 puntos como único escolta, a cinco unidades del líder Racing.

Los dirigidos por Gabriel Heinze se pusieron en ventaja con un tanto de gran factura convertido por el juvenil Thiago Almada, de 17 años y un futuro inconmensurable, a los 32 minutos, pero apenas seis más tarde Nicolás Domínguez, de cabeza, puso en su propio arco la paridad para los de Florencio Varela, que dieron vuelta el marcador sobre el epílogo de la primera etapa con un tanto de gran definición de Matías Rojas.

Y el volante paraguayo ex Lanús puso el 3 a 1 que parecía definitivo a los 18 minutos del período final picándole la pelota al arquero ecuatoriano Alexander Domínguez.

Un partido de ida y vuelta en Varela.

Sin embargo otra vez pasaron seis minutos y esta vez fue Vélez el que volvió a ponerse en partido con el segundo tanto de su carrera del pibe Almado, que aprovechó un rebote afortunado en Alexander Barboza para convertir con un zurdazo que pasó bajo el cuerpo del arquero Ezequiel Unsaín.

A partir de allí los de Liniers intentaron llegar siempre sin renunciar al buen juego que pregona su técnico, pero el "Gringo", que había empezado ganando en el planteo táctico con la disposición inicial de su equipo, terminó sucumbiendo ante el despliegue más sólido que desarrolló Beccacece en el tramo final.

Y así, ante los ojos del entrenador interino del seleccionado argentino, Lionel Scaloni, quien estuvo acompañado por el ex ayudante de Beccacece en su paso anterior por Defensa y Justicia, Nicolás Diez, y el flamante colaborador Walter Samuel, el equipo de Florencio Varela se llevó tres puntos reivindicatorios después de su injusta eliminación de la Copa Sudamericana a manos de Junior, de Colombia.


Comentarios