Cuando parecía que San Lorenzo y Huracán iban a pelearse por contratar los servicios de Mauro Formica, el Gato dio un giro inesperado en su decisión y, pese a que había dicho que por el momento no iba a volver a Newell's, acordó para volver a jugar en La Lepra rosarina.

El jugador debió aceptar bajar un salario que excedía el presupuesto del equipo rosarino y que era el principal motivo por el que pareció que las negociaciones no iban a llegar a buen puerto.

Pero en las últimas horas, Formica y Newell's llegaron a un acuerdo y desde las redes sociales del elenco rosarino confirmaron el regreso del Gato al club que lo vio nacer.

Comentarios