La moneda al aire cayó del lado de Central. La lotería de los penales, en esta ocasión, le fue esquiva a Temperley. No se dio por vencido en ningún momento, ni en desventaja, y en la última acción de la tarde hizo aún más bueno su desempeño, con el empate de Federico Mazur.

Llegó la tanda desde los once pasos y allí la puntería fue más precisa en el Canalla, que se impuso 4-2 y por cuarta jugará la final de la Copa Argentina. Entre River y Gimnasia La Plata saldrá su rival.

Los primeros 20 minutos fueron los peores del Celeste. Se vio superado por el equipo de Edgardo Bauza, que con criterio manejó el balón, aunque las ocasiones más clara las tuvo con envíos aéreos (Fernando Zampedri cabeceó apenas alto en las más nítida).

Pasado el sofocón, Temperley empezó a hacer pie en el mediocampo y con ello niveló la balanza. De hecho, Jeremías Ledesma comenzó a erigirse en figura: primero le dijo no a un cabezazo de Mazur (el juez de línea cobró un ofside inexistente) y apenas después mostró sus buenas condiciones en sendos tiro libres de Mauro Cerutti, que tenían destino de red. El Gasolero se fue masticando bronca al descanso.

Lo que se esperaba en el complemento no se dio en ningún momento. La obligación que tenía Central de imponer condiciones y acorralar a Temperley, que parecía estar cómodo dentro del campo de juego, lejos estuvo de ocurrir.

Sin embargo, y tal como dice un viejo relator de fútbol, los goleadores no la tocan, pero cuando lo hacen... Centro desde la izquierda de Maxi Lovera, Demartini falló en el cálculo y Fernando Zampedri la puso donde quiso con un testazo.

Llamativamente, el gol relajó más de la cuenta al equipo del Patón. Es cierto que los de Aldirico tenían la pelota, pero el arquero Ledesma era un espectador de lujo.

Sin embargo, cuando el reloj marcaba 45 minutos, Marcelo Ortíz despejó muy mal un balón aéreo y la pelota le quedó a Federico Mazur: derechazo abajo y 1-1.

Llegaron los penales y allí Central no dejó dudas. Temperley cayó de pie, dejando su nombre en lo más alto. Ahora tendrá que poner la cabeza en el torneo, que por cierto no le está yendo nada bien (está en zona de descenso), para no dejar trunco el objetivo pautado al comienzo del torneo: regresar a la Superliga. 

Zampedri metió un cabezazo preciso para poner el 1-0
 
El plantel Canalla celebra el pase a la final con el tradicional cheque. (FotoBaires)

Comentarios

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos