Con la idea de obtener su primer triunfo en el campeonato, San Lorenzo viajó a Santa Fe para medirse ante Unión con una sonrisa, luego de vencer a Nacional de Montevideo por 3-1 en el Nuevo Gasómetro, por la ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana.

El Pampa Biaggio respetó su táctica favorita (4-2-3-1), pero innovó en el mediocampo, al ubicar a Reniero unos metros más retrasado, siendo Blandi el único punta del Azulgrana. Y si bien tuvo un buen primer tiempo, en donde consiguió la apertura del marcador, el Ciclón decayó en el segundo, se lo empataron sobre el final, y no perdió gracias, una vez más, a la notable actuación de Navarro, quien además le contuvo un penal al Droopy Gómez. Como ante Lanús, cuando ganaba 2-0 y se lo empataron, otra vez se durmió el Ciclón y lo terminó pagando caro...

Golpeó de entrada

Comenzó mejor la visita, haciéndose sólida en defensa (Coloccini y Rodríguez jugaron juntos por primera vez en la zaga central), fuerte en el mediocampo y confundiendo a la defensa local, ya que tanto Botta como Mouche cambiaban de posición constantemente.


Por ejemplo, Mouche comenzó jugando por izquierda, pero en la jugada del gol arrancó por derecha. Y el Ciclón golpeó de entrada. Todo comenzó en un córner a favor del Tatengue, la pelota perdida por parte del local y la rápida contra encabezada por un veloz Mouche, quien escapó por derecha y cedió para Blandi. El "9" recibió la pelota en el área y habilitó a Reniero, quien de cabeza abrió el marcador.

Tras el tanto, la visita tuvo la chance de aumentar el marcador a través del contraataque, pero no estuvo fino a la hora de definir. ¿Unión? El local acusó el impacto del gol y tomó la iniciativa del partido, pero empujó sin ideas, ya que careció de juego asociado y sus individualidades no gravitaron en ningún momento. Un testazo de Bottinelli, quien cabeceó sin marcas a las manos de Navarro, fue la única situación clara de Unión en esta etapa. 

Salió con todo Unión en el segundo tiempo. Presionando bien arriba, el Tatengue pudo haberlo igualado antes del final, pero se topó con una muralla, Navarro, quien le tapó dos misiles a Troyansky, un remate de Soldano, y se llevó todos los aplausos al contenerle un penal a Gómez. Hasta que en el último suspiro, Fragapane marcó el 1-1 merecido y definitivo. 

 
 

Comentarios

Ver más productos

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Ver más productos