En la noche de La Plata, Argentinos tuvo un partido heroico y de esos que van a quedar en el recuerdo. Es que el Bicho fue de punto ante Estudiantes, pero no se achicó, incluso se sobrepuso a la adversidad de ir perdiendo y tener un jugador menos por la expulsión de Matías Galarza y, tras igualar 1-1 en los 90, llevó todo a los penales.

Y ahí, el conjunto de Gabriel Milito no falló: con el penal tapado de Federico Lanzillota a Jorge Morel, los de La Paternal ganaron por 4-3 desde los doce pasos y se metieron entre los cuatro mejores del certamen.

Un primer tiempo en el que el Bicho controló, pero en el que el Pincha, fiel a su estilo, golpeó. Porque el elenco de Milito arrancó controlando la pelota, aunque, más allá del dominio, no podía inquietar demasiado a Mariano Andújar. Y el local, que estaba incómodo, empezó a crecer a través de su fórmula de la pelota parada y ganando la segunda pelota. Y justamente así encontró el gol: mala salida defensiva de la visita con Miguel Torrén habilitando y la aparición de un eterno goleador como Mauro Boselli para poner el 1-0.

Con la desventaja, Argentinos cambió el libreto. Comenzó a saltear líneas y casi lo empata con algunas situaciones por parte de Gabriel Ávalos y Lucas Villalba antes del descanso. Sin embargo, los papeles parecían que se le empezaban a quemar en el complemento con una expulsión discutida de Matías Galarza, que dejó a los de Milito con un jugador menos.

Pero justamente pasó todo lo contrario. El hombre de menos no se sintió en el Bicho e iba a llegar al empate de la manera menos pensada: la pelota parada, con una buena ejecución desde el córner de Gabriel Florentín y un remate de Fausto Vera inatajable para igualar el trámite.

Con la paridad, todo estaba abierto en La Plata. Un Estudiantes muy nervioso y un Argentinos que se animaba y parecía estar mejor. Hubo lugar también para una jugada en la que el VAR ratificó un offside milimétrico que si era anulado podría haber sido un penal para el Bicho. Pero más allá de todo, ninguno de los dos pudo quebrar el cero y todo fue derecho a una drámatica desde los doce pasos.

Y allí, el Bicho agigantó la noche que ya había tenido. Porque convirtieron Miguel Torrén, Gabriel Ávalos, David Salazar, Fausto Vera. Pero el penal clave lo tuvo en sus manos Federico Lanzillota, que le tapó el débil remate a Jorge Morel y le dio el pasaje a Argentinos, que sacó pecho de la adversidad y está en las semis de la Copa de la Liga.

Comentarios