Eduardo Salvio es uno de los jugadores de Boca que hoy pisó suelo argentino proveniente de Brasil, donde el Xeneize se hizo fuerte derrotando 1-0 al Inter en la ida de octavos de final de la competencia. 

En el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, el delantero dijo sobre este encuentro: "Está claro que sacamos una buena diferencia, porque siempre es bueno ganar fuera de casa, pero tenemos en claro que esta serie no está terminada".

Además, el jugador surgido en Lanús, declaró: "Habrá que estar atentos y tomarlo con seriedad, sabiendo que en nuestra casa será un partido difícil. Hicimos un gran trabajo. Dimos un buen paso pero en con estos rivales nunca hay que conformarse. En esta competencia todos los partidos son complicados y parejos”, afirmó.

El delantero también se refirió al desgarro que dejó atrás y destacó que “la lesión ya es pasado. Quería volver, porque los últimos días ya me sentía mucho mejor. Pensé que iba a jugar un rato el domingo por el torneo local ante Newell´s. Ahora solo hay que pensar en el compromiso del próximo fin de semana y después enfocarse otra vez en la Copa”, cerró.

Comentarios