Cuando los utileros de Deportivo Morón ingresaron al club se desayunaron con la noticia de que su lugar de trabajo había sido saqueado. Un grupo de malvivientes rompió las puertas de la utilería del club y se llevaron la ropa de entrenamiento, pelotas y botines.

Los dirigentes del Gallo ya hicieron la denuncia correspondiente y esperan reponer todos los elementos robados lo antes posible para poder seguir trabajando.  

Comentarios