Otra derrota llegó y la paciencia de los hinchas con Ezequiel Carboni parece agotada. Es que, desde su asunción, Argentinos igualó un partido y perdió los tres restantes de manera consecutiva. Y ante los rumores de ultimátum, el presidente del Bicho, Cristian Malaspina, salió a respaldar al entrenador y negó que su continuidad dependa del resultado del partido del domingo ante Independiente por la Superliga.

Según el máximo dirigente del club de La Paternal, tuvo "una muy buena charla con Carboni" y se mostró "confiado que esta situación se resuelve con trabajo".

Además, dejó algo en claro: la continuidad del ex Lanús no está en duda, pase lo que pase ante el Rojo. "Desmiento que el próximo partido sea clave, no sé por qué se instaló eso. Ezequiel llegó hace cuatro fechas y hay que bancarlo porque hay un lindo proyecto para darle continuidad", dijo.

Es más, el presidente proyectó a futuro y auguró que, a fin de año, Argentinos buscará reforzarse para no pasar sofocones con la permanencia, uno de los puntos a los que se refirió Carboni tras la derrota del lunes frente a Newell's ("Nos falta desequilibrio individual y jerarquía en ofensiva", había dicho). "La intención es tratar de llegar de conseguir la mayor cantidad de resultados hasta diciembre y luego ver de reforzarnos", cerró Malaspina.

Comentarios