Leandro Desábato fue presentado oficialmente este viernes como nuevo entrenador de Estudiantes y el lunes, ante Rácing, dirigirá su primer partido luego de más de un año a cargo de la reserva.

El “Chavo” estuvo acompañado por el presidente Juan Sebastián Verón y el secretario técnico, Agustín Alayes, quien destacó que está convencido que la decisión fue "la mejor", porque Desábato "ya tuvo un tiempo en reserva, que era lo que él pretendía, y estuvimos de acuerdo”.

El ex futbolista mostró su alegría, estuvo cauto pero contundente en cada palabra y destacó: “Fui detrás de lo que dije hace un tiempo en este mismo lugar, cuando expresé que quería trabajar un año, un año y medio en reserva y tal vez se adelantaron un poco los tiempos. Estoy en el lugar que quiero”.

“La gente me quiere por lo que fui como jugador, pero esto es distinto. Me tengo que hacer querer como técnico y en ese sentido lo tengo muy claro que dependemos de los resultados, que son los que mandan”, agregó el nuevo conductor albirrojo.

El sucesor de Gabriel Milito fue consultado sobre las dificultades que le puede presentar tener que dirigir a varios ex compañeros. "No me incomoda dirigir a ex compañeros o amigos. Soy claro y siempre fui muy frontal, de decir las cosas en la cara. Jugará el que esté mejor, hay que tener como objetivo que lo más importante es Estudiantes, y el que no lo entienda no es mi amigo y no piensa en el club”, respondió.

El nuevo técnico pincharrata se refirió a su idea futbolística y argumentó que “hay que ser simples y sacar lo mejor de cada uno", y añadió: "En cuanto a la táctica podemos usar un 4-3-1-2, un 4-3-3, un 4-4-2 de acuerdo a las necesidades. No me ato a un número y hay que adaptarse a lo que uno tiene”.

Más adelante, expresó: “Hay que hacerlo sentir cómodo al jugador. No pasa por si es grande o chico, sino por el momento que atraviesa cada uno. No miro la edad, me importa como están. Hoy creo que el problema es más mental que físico, se viene de un golpe duro, hay que levantar y a partir de ahí mejorar”.

“Hoy creo que es el momento, no vendo humo, no soy esa clase de persona. No estaba desesperado, quería pasar por reserva primero y de no haber salido esta oportunidad tal vez en junio hubiera apuntado a estar en otro lado, pero el tiempo se adelantó. Siempre quise ser técnico”, manifestó.

Por último, puntualizó que recién este sábado trabajará con todos los jugadores. "Quise que se recuperaran bien. Hay que convencer a los chicos de lo que queremos y a través de un orden ser lo más simple posible. Hoy no nos fijamos en grandes objetivos, sino en dar pasos cortos y seguros. Una cosa nos va a llevar a la otra, no hay que pensar tan arriba”, indicó.

Desábato estará acompañado con Rodrigo Braña, Gustavo Salinas, el profesor Federico Blanco y Pablo Luguercio.

Comentarios

Ver más productos

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Alberto Fernández: lo que nadie quiso contar

Alberto Fernández: lo que nadie quiso contar

Ver más productos