Tras el acuerdo al que llegaron el lunes Rodolfo D'Onofrio y su par de Belgrano, Jorge Franceschi, y la posterior exclusión del jugador del clásico cordobés, todo hacía indicar que Matías Suárez iba a estar en Buenos Aires a la brevedad para cumplir con la revisión médica y la firma de contrato. Sin embargo, a última hora surgieron contratiempos y se aguarda que recién este miércoles el delantero llegue a Núñez.

Una vez cerrada la transferencia en una suma cercana a los 3.000.000 de dólares limpios para el club cordobés, en River comenzaron a preparar la bienvenida del segundo refuerzo. Incluso, se lo esperaba para este martes, teniendo en cuenta que el propio futbolista se había bajado del clásico con Talleres disputado en la noche del lunes.

¿Qué pasó? Primero surgió un inconveniente por los avales que debía presentar River para garantizar la compra. Y aunque desde Núñez reconocieron que dicho tema fue solucionado a la brevedad, desde Córdoba seguían esperando dicha documentación. Y además Belgrano, que viene de caer 2-0 en el clásico, le pidió al propio Suárez que se despida con una conferencia de prensa para explicarles a los hinchas piratas los motivos de su salida, una "presión" para el jugador de 30 años que generó un nuevo contratiempo.

Así y todo, se cree que todo quedará resuelto a lo largo de esta semana, por lo que Suárez se sumaría al plantel millonario a la brevedad, convirtiéndose así en la segunda cara nueva del grupo, tras el arribo del Sicario Robert Rojas.

Comentarios