La renovación de los planteles, tanto en Villa Dálmine como en UAI Urquiza, quedó de manifiesto en el juego que protagonizaron por los 32avos de final de la Copa Argentino.

Después de un empate sin goles y con escasas chances de convertir, en los penales la suerte estuvo a favor de Villa Dálmine, que se quedó con el pase a los 16avos, instancia en la que se medirá con el ganador de River y Central Norte de Salta.

La diferencia de categoría que existe entre ambos jamás se reflejó en el campo de juego. Es cierto que el Viola tuvo más tiempo el balón, por momentos intentó manejarla con criterio, aunque a la hora de definir mostró ciertas limitaciones y también el buen trabajo del Furgón, que pese a contar con un plantel prácticamente nuevo mostró un buen trabajo en la última línea.

La sintonía no cambió en el complemento. El juego cayó considerablemente y con el correr los minutos, ambos equipos se fueron conformando con la igualdad, aunque a poco para el final el delantero Marcelo Estigarribia, uno de los refuerzos del equipo de Campana, contó con una inmejorable chance que terminó desaprovechando al definir a las manos del arquero Ignacio Pietrobono. Llegaron los penales y allí se impuso la presencia del arquero Juan Dobboletta, que tapó dos y convirtió el que definió el pase de ronda

Comentarios