Su nombre está en la cresta de la ola pero, claro, por un hecho negativo. Se trata de Leopoldo Luque, el médico que atendía a Diego Maradona y al que tanto Dalma, Gianinna y Jana, las hijas de Diez, señalaron en su declaración a la Justicia como el responsable de cuidar la salud del campeón del fallecido ídolo mundial.

"Lo vimos muy hinchado. Nos llamó mucho la atención eso. Sobre todo la panza y los párpados", dijeron las tres hijas de Maradona en su declaración del sábado pasado en la Fiscalía General de San Isidro.

Además, hablaron sobre el post de la operación de hematoma subdural y aclararon que el equipo médico, con Luque como principal representante, les ofreció una internación voluntaria, una involuntaria o una domiciliaria. De las tres opciones, la última fue la elegida, aunque una de las mujeres aclaró: "Nos prometieron internación domiciliaria pero eso no lo era".

El círculo se va cerrando cada vez más sobre la figura de Luque.

Siguiendo en esta línea, una las hijas de Maradona aseguró que "el que daba las órdenes con respecto a la parte médica de mi papá era Luque”. Según Infobae, en los últimos días de vida del Diez existió, en un grupo de WhatsApp que compartían los médicos encargados del ex-futbolista con las hermanas Maradona, y hubo una conversación que dejó expuesta la influencia de Luque sobre Maradona: alguien preguntó si le podían cortar las uñas al campeón del mundo y fue el neurocirujano quien dio el visto bueno final para que lo hagan.

Pese a estas declaraciones, tanto Dalma como así también Gianinna y Jana coincidieron en una apreciación sobre el Diez. "Sabemos que mi papá era un paciente difícil", reconocieron.

Comentarios