La llegada de Marcelo Gallardo generó un cambio sideral en la historia de River. La institución de Núñez dejó de tener un gran apego con la competencia doméstica para lograr enorme trascendencia en los torneos internacionales. En la actualidad está en el podio de los equipos más respetados del continente, por lo que Rodofo D´Onofrio quiere que continúa más allá de su mandato.

"Lo veo muy metido en el proyecto. Cada año lo vivimos sabiendo que él tiene la posibilidad de decir: 'Hasta acá llegué'. Espero que esto no ocurra nunca y no sólo que se quede hasta yo me vaya, sino que perdure", inició su relato.

Si bien los sustentos para querer que continúe están a la vista, el presidente se encargó de enumerar una serie de motivos: "Después del partido amistoso con San Lorenzo Tinelli me expresó que quedó asombrado porque, a pesar de que no era el primer equipo, era que todos en River juegan igual. Le dije que si iba a ver a la Sexta o a la Séptima percibiría lo mismo. River es todo una escuela que desarrolla. Es algo que ha logrado el cuerpo técnico, la gente que trabaja con Marcelo y Enzo han logrado".

Al mismo tiempo, D'Onofrio recalcó que el Millonario estructuralmente también está preparándose para sostener al Muñeco, modificando -entre otras cosas- su campo de juego para que esté al nivel del juego que pregona el cuerpo técnico. "¿Cuántas veces escuchaste a Marcelo con justa razón decir que no era lo que se merecía el despliegue de River? Bueno, la estamos haciendo: en febrero o marzo estará terminado y tendremos uno de los mejores campos de juego del mundo y sin dudas de América Latina. Y también lo tendrá el seleccionado argentino que va a debutar en este estadio con un campo de juego distinto".

Comentarios