El atacante Darío Cvitanich firmó este sábado su contrato que lo liga a Racing, junto al presidente Víctor Blanco, afirmó la entidad de Avellaneda en su cuenta oficial de la red social Twitter.

"Bienvenido Darío Cvitanich" reza el comunicado del club líder de la Superliga del fútbol argentino.

"El delantero se convirtió en nuevo jugador del club. Su contrato será por dos años" agregó el club de Avellaneda en el informe, donde se aprecia una foto del momento de la firma con el titular de la institución y la camiseta número 20.

El jugador, de 34 años, se realizó por la mañana la revisación médica de rigor, viene procedente de Banfield, club del cual se despidió el viernes y en las próximas horas se sumará a la pretemporada que realiza el plantel dirigido por Eduardo Coudet en el predio de Ezeiza de la AFA.

Cvitanich llega con un contrato por 18 meses (hasta junio de 2020), que se podrá extender seis más, en caso de que Racing dispute la Copa Libertadores o Sudamericana.

"Como un duelo"

Cvitanich, antes de firmar con su nuevo club, Racing, reveló que vive "como un duelo" su salida de Banfield, concretada este viernes con la rescisión de su contrato. El delantero admitió que esa decisión no lo puso "contento" pero entendió que estaba "haciendo lo correcto" porque sentía que "era una carga para Banfield" por su elevado contrato.

"El día a día en clubes como Banfield es muy difícil. Son clubes que se mantienen como una venta o un sponsor. Me hubiese gustado irme de otra manera, poder dar una conferencia de prensa para que cada uno pudiera responder todas las preguntas, pero lo hago pudiendo mirar a todos a la cara", declaró tras realizarse la revisión médica de su transferencia al club de Avellaneda.

"Para mí eso no tiene precio. Me duele, pero me deja tranquilo. Volví en un momento muy difícil del club (diciembre de 2017), con la intención de dar una mano en lo deportivo, y me voy sabiendo que hoy también estoy ayudando", afirmó.

Por último, el delantero se mostró comprensivo "con el hincha que se enoja" por su salida y relativizó las reacciones de quienes "piensan con el corazón".

"Entiendo al que se enoja, al que me putea, y no me duele porque internamente sé cómo fueron las formas, qué fue lo que pasó, y creo que con el tiempo se darán cuenta que fue una buena decisión", concluyó.