Al parecer, los roces entre el presidente de Vélez y Gabriel Heinze siguen, luego de que sin pelos en la lengua, el entrenador se refiriera con dureza hacia la figura del dirigente, tras la inesperada venta de Nicolás Domínguez al Bologna de Italia y su repentina ausencia en el partido de la última fecha, ante Estuidantes.

Luego del triunfo en La Plata, el Gringo había declarado: "No estoy de acuerdo en como se ha dado su salida, pero no es la primera vez que pasa, ya he aceptado varias. No comparto para nada las formas de nuestro presidente. A veces los modos no son adecuados, y voy a seguir peleando para que estas cosas no pasen más".

Pero claro, Sergio Rapisarda no iba a dejarla pasar. No podía dejarla pasar. Sobre toda esta cuestión habló hoy el propio presidente, quien, molesto, aseguró: "Ya hablé con Heinze puertas adentro. No me parece correcto hablar sobre empleados del club, aunque sean jerárquicos, a través de los medios". Y puntualizando sobre la venta de la "discordia", expresó en el programa "De fútbol se habla así": "Estamos satisfechos por la venta de Nico Domínguez. Si se cumplen todos los objetivos nos quedarían 9.600.000 euros por el 75% del pase, y encima seguiría jugando en Vélez hasta fin de año".

Comentarios

Ver más productos

La Iglesia recuerda a Santa Angela de Mérici

La Iglesia recuerda a Santa Angela de Mérici

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos