La histeria y la locura invaden el Cilindro de Avellaneda. Las quejas y las protestas son protagonistas en el Cilindro. Todos los hinchas de contagian y generan un clima de nerviosismo en el campo de juego. De afuera hacia adentro. Y al revés también.

Y en ese ida y vuelta de gritos y bronca, Eduardo Coudet fue uno de los que explotó cerca del final del partido, especialmente cuando Boca reaccionó a tiempo y logró levantar un 0-2 impensado y llevarse un punto de Avellaneda.

El árbitro Darío Herrera es el principal apuntado, tanto de un lado como del otro, con un técnico de la Academia totalmente enloquecido. Y explota contra el árbitro y contra el asistente número 1.

Desde el costado de la cancha, le hace un claro gesto al árbitro de que tiene miedo y haciendo el gesto de la camiseta de Boca: "Le tenés miedo a Boca", "Vos, una vergüenza", le grita caliente.

Herrera lo expulsó, pero el Chacho no se fue a los vestuario y siguió caliente al borde del campo de juego. Cuando finalizó el partido, con bronca, se metió a la cancha para ir a buscar a Herrera, pero fue frenado por Lisandro López, quien lo calmó.

El entrenador de la Academia también se la agarró con Sebastián Villa, por su festejo en el tanto del empate. Tras marcar, el colombiano celebró con un baile frente al banco de suplentes del conjunto local.

Después de algunos minutos, en conferencia de prensa, el propio Coudet reconoció que "uno a veces protesta de más, no sé si el juicio de valor es igual a los dos bancos. Eso es lo que uno cuestiona. Contra algunos equipos siempre me pasan cosas raras...".

Y también se refirió a la acción polémica del final del primer tiempo, cuando Pavón fue avisado por el cuarto árbitro, Germán Delfino, que estaba informado y no iba a salir a jugar el complemento: "En el entretiempo me dijeron que Pavón estaba expulsado. Capaz fue mala la comunicación", indicó.

Y sobre el empate final, opinó que "tendríamos que haber hecho un resultado más abultado. Generamos muchas situaciones. Iba a entrar Neri Cardozo por Zaracho, pero justo vino la jugada de la expulsión. Por eso me recriminé. Almendra estaba amonestado también y dejaban seguir sin cobrar, eso le recriminaba".

Comentarios

Ver más productos

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Descubrí la Guía astrológica para 2021

Descubrí la Guía astrológica para 2021

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Ver más productos