Después de Carlos Bianchi y de Alfredo Di Stéfano, primero y segundo artilleros de nuestro país, en tercer lugar se ubica:

  • Delio Onnis 1969–1986 (363 goles)

Nació el 24 de marzo de 1948 en Giuliano de Roma, Italia. A los tres años su familia emigró a la Argentina y se instaló en Caseros. El Tano irrumpió en nuestro fútbol en la Primera B, Almagro y comenzó muy temprano a perforar redes. Convirtió 11 tantos en 18 partidos. Sus incursiones al arco eran el permanente comentario en el mundo del Ascenso. Fue transferido a Gimnasia y Esgrima La Plata que incorporó en esa temporada a varias figuras. Con 20 años debutó en el Lobo platense con un triunfo frente a Colón de Santa Fe y Onnis convirtió su primer gol. El paso por Gimnasia fue trascendente, ya que logró conquistar 64 goles. De inmediato Boca y San Lorenzo se interesaron por él pero la elevada cotización hizo que abortase la transacción.

De carambola fichó para el Reims de Francia

Dirigentes del club francés viajaron a la Argentina para cerrar la transferencia del ‘Mono’ Obberti que militaba en Newell’s. Cuando el pase era casi una realidad, la mujer del futbolista se negó a trasladarse a otro país y se cayó la operación. Fue entonces cuando los representantes franceses se decidieron por Onnis. El Tano no era un exquisito, pero aprovechaba mejor que nadie las oportunidades de gol que se le presentaban. Con su metro ochenta y uno exhibía potencia, guapeza y rapidez para encarar y un extraordinario olfato en la definición. Llegó a un medio totalmente diferente y ocupó los lugares más altos de la tabla de goleadores hasta el día de hoy. En tres temporadas en el Stade Reims marcó 39 tantos. Explotaría en el Mónaco y revolucionaría el fútbol francés. En el equipo del Principado el ‘killer’ del gol consiguió 157 en 232 encuentros. Lo mismo ocurrió en el FC Tours y el Toulon donde culminó su carrera. Pasó toda su vida esperando una cita mundialista, lo desvelaba poder integrar el seleccionado y le sobraron méritos, pero el país donde se crió le dio la espalda.

  • Ángel Labruna 1939-1961 (295 goles)

Es el cuarto goleador argentino de todos los tiempos. Nadie podía permanecer indiferente ante su enorme figura, porque transmitía fútbol por sus poros y su aliento de ganador. Debutó en Primera el 18 de junio de 1939, reemplazando a José Manuel Moreno. Se produjo un conflicto por la suspensión del ‘Charro’, provocando que el resto de sus compañeros hiciera causa común con él. En consecuencia se formó un equipo de emergencia denominado “Los Guerrilleros” lo que catapultó a Labruna a su consagración y no perdió más la titularidad. Un ciclo memorable de nueve partidos, de los cuales vencieron en siete, marcando 25 goles, 7 logrados por Ángel.

La Máquina

En los albores de la década de 1940 se produjo el alumbramiento del equipo de los sueños, la famosa Máquina riverplatense, la perfección futbolística de la historia del fútbol argentino. Consiguieron tres campeonatos (1941, ’42 y ’45) y dos subcampeonatos (1943 y ’44) y un tercer puesto en 1946. En esa afinada orquesta, el que desentonaba taladrando las redes era Angel Labruna. Fueron mágicos seis años los que duró “La Máquina” y “El Feo” convirtió 115 goles.

Su primer Superclásico, en septiembre del ’39, el marcador estaba 1 a 1, faltaban pocos minutos para finalizar. De repente se paralizó el Viejo Gasómetro porque el pibe Labruna se enfrentó con el arquero xeneize Estrada y lo venció sin piedad, decretando el triunfo por 2 a 1. Ese grito ganador ‘millonario’ se repitió otras 15 veces en 35 Superclásicos, que lo constituyeron en el mayor anotador frente a su histórico rival hasta la actualidad.

Sus logros

Jugó 515 partidos en la primera de River, anotó 292 goles y conquistó 11 títulos. Se despidió como jugador a los 43 años en Platense en 1961. Después como técnico lo sacó campeón luego de 17 años de fracasos.

¡Un personaje inolvidable que se consolidó en un ídolo indiscutible…!

Por Alfredo Luis Di Salvo

Comentarios

Ver más productos

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Ver más productos