Con una alineación mixta ya que la cabeza está puesta en el encuentro copero del miércoles ante Independiente, River goleó a San Martín de San Juan por 4-1 y consiguió su primera victoria en la Superliga. Sin embargo, el poderío del Millonario se vio empañado por la labor de Germán Delfino, quien con sus fallos benefició a los de Marcelo Gallardo y perjudicó al elenco cuyano.

Es que en tres de las cuatro anotaciones del conjunto de Núñez, sus malas decisiones terminaron inclinando la balanza a su favor. En la primera conquista de Rodrigo Mora, la pelota estaba fuera del campo de juego al momento de que Lucas Pratto tiró el centro.

Los abrazos son para Mora, autor de un doblete (Fotobaires).

En el tercero, el uruguayo Mora "acomodó" el esférico para poder dominarlo y que le quede servida de cara al arco de Luis Ardente. Y en la jugada del penal que cambió por gol Gonzalo Martínez, el referí pifió ya que Enzo Pérez, ante la salida del arquero, se tiró y compró la infracción.

Más allá de los horrores que lo beneficiaron, el Millonario cumplió contra un elenco inferior y consiguió tres puntos vitales en su afán por ser uno de los protagonistas de la competencia. Además, llega afilado al duelo de cuartos de final de la Copa Libertadores ante Independiente, a jugarse el miércoles.
Mayada marcó el segundo gol del Millonario (Fotobaires).