Quería que la tercera fuera la vencida. Porque Racing venía de dos empates contra Vélez y Gimnasia, y también con el ánimo por el piso debido a la eliminación en la Copa Libertadores. Por eso, tenía que resurgir. Y si bien en Mar del Plata no jugó su mejor partido, la Academia se quedó con el primer triunfo en el torneo: le ganó por 2-0 a un inofensivo Aldosivi, que llegó a su segunda derrota consecutiva como local. Así, el elenco de Juan Antonio Pizzi sumó algo de óxigeno después de una semana complicada y espera que sea el inicio de un nuevo comienzo.

Un primer tiempo en el que el gran protagonista fue el campo de juego. Es que la lluvia dejó un barro inmenso por todo el césped y se le hizo díficil jugar a ambos conjuntos. Aún con todo ese inconveniente, los dos intentaron, pero tuvieron pocas situaciones de gol. La Academia llegó de la mano de Lisandro López, quién manejó los hilos en cada ataque visitante y se mostraba incisivo en el último tramo de la cancha.

Sin embargo, la más clara de los primeros 45 estuvo del lado del Tiburón, con un remate tremendo de Malcom Braida que despejó muy bien Gabriel Arias. Y también el local tuvo la polémica de la noche. Porque en una jugada de ataque marplatense, Martín Cauteruccio se proponía a sacar un remate de lleno y Leonardo Sigali frenó el disparo desde el piso en el área con la mano. Pero, más allá de toda la protesta del conjunto de Fernando Gago, el árbitro Pablo Echavarría interpretó que no era penal.

Aunque en el inicio del complemento, Racing pasó del infierno al cielo. Porque primero, Mauricio Martínez bajó Emanuel Iñíguez en el área y Echavarría cobró la pena máxima. Pero apareció Gabriel Arias para salvar la ropa de la Acadé. Y mejor aún: en un contraataque perfecto, Tomás Chancalay tiró un buscapié muy bueno para Javier Correa y el delantero tan solo tuvo que empujarla para marcar el 1-0.

Con la desventaja, Aldosivi tenía que ir por un empate más que difícil por cómo se le presentaba el trámite. Fernando Gago puso toda la carne al asador con los ingresos de Lautaro Guzmán y Franco Pérez, pero el Tiburón nunca encontró los caminos. Y la Academia, que se empezó a meter cada vez más atrás esperando un contragolpe certero, fue más inteligente y liquidó el pleito de la mano del ingresado Ignacio Piatti.

Racing venció a sus propios fantasmas, luego de dos empates y una eliminación copera con cuestionamientos a la orden del día, y se quedó con su primera victoria en el torneo local. El deseo de Avellaneda es que sea el puntapié para un nuevo comienzo.

Comentarios

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos