Cuando jugó unos minutos ante Boca Unidos, en el último partido de Quilmes en el pasado certamen, el que determinó que el cervecero mantenía la categoría, la mayoría de los hinchas se imaginó que eran los últimos momentos de Chirola Romero con la camiseta del club, y tal vez, en el fútbol. Y así fue, nomás. En una nota brindada a Radio FMQ, el mediocampista de 40 años confirmó que no seguirá jugando y que tiene previsto ser entrenador. 

"Decidí no jugar más. Ahora quiero recargar las pilas y en cualquier momento voy a volver a estar ligado al fútbol. Soy entrenador recibido. Desde que terminó el campeonato fue todo el tiempo para mis hijos y ahora estoy disfrutando mucho de esto", fueron las palabras de Romero.

"Voy a estar con Nico Cabrera, mi hermano, que es técnico y me queda pensar bien qué profe puede ser", continuó el ahora el futbolista del Cervecero, Gimnasia, Racing y otros clubes.

También hizo mención a dos compañeros del club, a los que elogió y pidió que sigan en alguna función en la institución. "Emanuel (Trípodi) y Miguel (Caneo) son jugadores que se desviven por el club y sufrían mucho las derrotas. Cuando se fueron no fue de la mejor manera. Jugadores como ellos siempre tienen que estar en el club, por todo lo que hicieron", señaló Chirola, dejando en claro su postura.