En medio de tantas pálidas, una buena para Ariel Holan. Todavía no es para que descorche un champagne ni encienda un habano, como había deseado la tarde del gran triunfo sobre Huracán, pero sí para empezar a respirar. El primer refuerzo de Independiente está al caer; diríamos que está acordado en un porcentaje elevado. Es que América de México aceptó la oferta por Cecilio Domínguez quien, de acordar los números de su contrato, se transformará en nuevo jugador del Rojo. La propuesta que se envió desde avenida Mitre 470 consistía en el pago de 6.000.000 de dólares por el 75 por ciento de la ficha del extremo paraguayo. 

Así, se perfila la misma delantera que tuvieron Las Águilas hace poco más de un año ya que Domínguez hacía dupla con Silvio Romero. El Chino, ante la partida de Emmanuel Gigliotti será el nuevo referente de área. Es decir que tendrá la posibilidad que tanto venía reclamando de actuar en el puesto donde más cómodo se siente.

Romero y Domínguez compartieron delantera en América.

El paraguayo era uno de los pedidos de Holan para reemplazar al Puma. Ahora, el club de Avellaneda intentará satisfacerlo con la llegada de un volante que cubra la vacante que dejó Maxi Meza. En el último día se consultó por Emiliano Rigoni, actualmente en Zenit, para realizar una oferta por el 50% del pase. El problema es que lo que percibe el jugador en el club ruso no está al alcance de ninguna institución de la Argentina. Conclusión: a buscar por otro lado.

En cuanto a Walter Kannemann, Gremio rechazó la nueva oferta de Independiente (en realidad volvió a ofrecer cinco millones de dólares pero a pagar en un lapso más breve que en la anterior propuesta). Aunque en Brasil no quieren saber nada con desprenderse del ex San Lorenzo, la CD del Rojo no pierde fe en conseguir los servicios del Vikingo.

Comentarios