Cristian Campestrini fue el arquero y capitán de Dorados de Sinaloa durante tres temporadas, sin embargo, decidió no renovar su contrato con el club mexicano porque Diego Maradona lo convenció de jugar en el Dinamo Brest de Bielorrusia, club del que el "10" era  "iba a ser entrenador y presidente de fútbol"

Maradona aceptó ser director técnico de Dorados de Sinaloa y desde el Dinamo Brest, lo dejaron como un presidente honorario, por lo que la contratación de Campestrini por el equipo de Bielorrusia está caída totalmente y quedó como futbolista libre.

"El pase al Dinamo quedó en la nada. Me entreno por la mañana solo con un profe. No sé por qué no se hizo el pase. Los tiempos de Maradona no los manejo yo, solo los sabe él. Siempre acepté el desafío que me propuso pero fueron corriendo los días y Diego no fue para allá", explica Campestrini.

Por otra parte, el arquero detalló: "Todo dependía de Diego. Yo había hablado con él. Hablé esta semana para saber si era verdad que iba a dirigir Dorados y ambos nos manifestamos cosas. Ahora estoy esperando cómo se puede solucionar. Es triste quedarse parado".

Para cerrar, Campestrini remarcó: "Confió en la palabra de Maradona porque él confío en la mia. Yo no soy un bufón pero no renové con Dorados y tenía otras opciones pero le di mi palabra a él. Confío a muerte en su palabra".