Los resultados todavía no lo acompañan, pero eso no lo alarma. Jorge Almirón está seguro de lo que pretende y de cómo conseguirlo. Mientras tanto, su San Lorenzo tiene en el horizonte un duro encuentro ante Defensa que, espera, sea el principio del despegue.

"Por el trabajo que viene desarrollando Defensa y Justicia, no sorprende donde está", arrancó diciendo el entrenador, quien tiene en claro que "cuando se agarra un equipo se empieza de cero. La experiencia te da templanza en el diálogo con el jugador. La evolución del DT es constante. También es lógico que, al estar en un equipo grande, cada fin de semana es una prueba. Cuando llegue la Copa Libertadores hay que afinar más". También dejó en claro una de sus premisas: "Se sale jugando de abajo de atrás para generar más opciones de juego y salida. El arquero es fundamental, pero siempre hay que trabajarlo".

El Ciclón viene de empatar ante Huracán, en un partido donde jugó casi 60 minutos con un jugador menos por la injusta expulsión de Coloccini. "Lamentablemente, tuvimos que jugar gran parte del partido con Huracán con uno menos, una lástima porque el partido se presentaba lindo", remarcó el DT, quien valoró el esfuerzo de los suyos: "Ellos dejaron los dos '9' y pusimos a Peruzzi para tomar los costados. Se hizo un desgaste enorme, se hizo más físico de lo que esperábamos, sobre todo por ser el primer partido después de la pretemporada".

A la vez, sacó pecho por el rendimiento de los refuerzos: "Había incertidumbre por los refuerzos porque no eran conocidos, pero yo los conocía mucho. Un ejemplo es que la gente reconoció el trabajo de Loaiza, es un chico muy sencillo. Ojalá agarré regularidad".

Afirmó que "Román Martínez no es un jugador de 22 años, pero la capacidad de juego que tiene puede suplirlo" y se refirió al futuro de Nicolás Blandi: "Lo de Blandi son trascendidos periodísticos, hablé con él y está tranquilo. Si llega una oferta decidirá él".

Comentarios