La Copa Argentina siempre fue un karma para Independiente, que cuenta con una vitrina poblada de trofeos pero aún no pudo conquistar al certamen más federal del país. Por no haberla adquirido en ninguna edición y porque era una de las vías que le quedaba para entrar a la próxima Libertadores, el Rojo la puso como prioridad en la corriente temporada.

 

Pero se topó con Brown de Adrogué, que ya lo había amargado en la B Nacional y esta noche lo hizo por la Copa. Después de igualar 1-1 en el tiempo regular, el Tricolor se impuso 4-3 en la definición por penales y pasó a octavos de final, instancia en la que enfrentará a Central Córdoba de Santiago del Estero.

 

La entidad de Avellaneda llegó a este compromiso con un plantel diezmado, considerando que varios futbolistas se encuentran en la Fecha FIFA. Y los que tuvieron la oportunidad de mostrarse no supieron cómo acoplarse a una estructura trabajada hace un tiempo sideral.

 

Es por eso que estuvo inconexo, a tal punto que Nicolás Figal fue el hombre más claro entre los dirigidos por Ariel Holan: el lateral derecho gestó la jugada que derivó en el penal (Silvio Romero cambió por gol) y luego inquietó a Martín Ríos, que dio rebote pero no pudo ser definido por Gastón Silva.

 
 
El momento exacto en el que el Chino se dispone a ajusticiar a Martín Ríos. (Foto: Pablo Villán -diario Crónica)
Silvio Romero cambió penal por gol. (Foto: Pablo Villán -diario Crónica)

 

Fue tan grande la paridad que al cierre de la etapa inicial el Tricolor tuvo la posibilidad de empardar mediante la pena máxima, pero Martín Campaña contuvo el remate de Juan Olivares.

 

En el complemento, el desarrollo fue aún más complejo para Independiente, que tuvo más falencias que virtudes. En medio del desorden generó dos acciones de gol, pero no pudo liquidarlo y dejó la serie abierta para el Tricolor, que alcanzó la merecida igualdad.

 

A los 18 minutos, Olivares tuvo revancha al aprovechar una desatención defensiva del Rojo y puso el 1-1 parcial.

 
 
Olivares festeja el empate de Brown que llevó el partido a los tiros desde el punto penal. (Foto: Pablo Villán -diario Crónica-)
 
Desde ese momento, el conjunto de Avellaneda lució nervioso, trató de llevárselo puesto al rival pero dejó muchos espacios en la zona defensiva, a tal punto que Campaña tuvo un par de intervenciones para llevar el pleito a los penales.
 
 
Teniendo en cuenta que durante los 90 minutos Independiente no pudo mostrar la diferencia de jerarquía, desde los 12 pasos quedaron en igualdad de condiciones, y mediante esa vía Brown pateó con más convicción y se quedó con el pasaje a la siguiente ronda.
 
 
 
El plantel de Brown sale a festejar con Martín Ríos quien atajó el penal que le dio el pase a octavos de final al Tricolor. (Foto: Pablo Villán -diario Crónica-)
El plantel de Independiente, cabizbajo tras haber sido eliminado por Brown de Adrogué. (Foto: Pablo Villán -diario Crónica-)
 
Línea de tiempo