A Boca le cuesta ganar de local. El equipo de Sebastián Battaglia tuvo un nuevo partido con nivel irregular. Lo pudo haber ganado como perdido, pero finalmente fue 1-1 en la Bombonera por la Copa de la Liga. En lo que va del año, solamente ganó un partido en si propio estadio, que fue ante Always Ready por la Copa Libertadores.

El arranque lo tuvo al "Xeneize" con una rápida ventaja en el marcador. Antes de que el partido se "arme", Sebastián Villa remató al arco y, con un leve desvío, la pelota terminó metiéndose junto a un palo, imposible para que la saque Fernando Monetti. Sin embargo, con el correr de los minutos, Boca comenzó a perder la pelota y cedió el terreno al "Granate", que fue en búsqueda del empate con su estilo, siempre intentando conectar por abajo y aprovechar los espacios que le cedió el fondo de Boca.

Finalmente, a los 26, Lanús llegó al empate: buena pelota de Lautaro Acosta al espacio para Brian Aguirre, quien fue derribado en el área por Javier García, pero el que estuvo atento para seguir la jugada fue el inoxidable José Sand, que alcanzó la pelota y la mandó al fondo de la red.

Benedetto tuvo una actuación muy intrascendente.

Inmediatamente, el juez de línea levantó la bandera y se cobró fuera de juego de Aguirre, pero tras ser verificado por el VAR, el gol fue convalidado. El empate hizo que el mediocampo se rompiera, y hasta el descanso, tanto Boca como Lanús tuvieron chances de marcar una nueva conquista. El ritmo por momentos fue frenético, aunque ninguno de los dos estuvo fino para ponerse en ventaja, además de las buenas labores de García y Monetti. 

Ya en el complemento, Boca perdió claridad de mitad de cancha en adelante. La salida de Óscar Romero hizo que Guillermo Fernández se moviera hacia un costado del mediocampo, por lo que no tuvo tanta participación a la hora de crear juego. El "Xeneize" dependía mucho de alguna individualidad de Villa o corrida de Exequiel Zeballos, algo habitual en los últimos encuentros.

Justamente el "Changuito" fue el que tuvo una oportunidad clara de marcar de tiro libre, pero Monetti estuvo atento y despejó el peligro con un manotazo. En cuanto a Lanús, se replegó y esperó su oportunidad de contraataque. Tuvo la victoria en los pies de Matías Pérez, pero su remate pegó en el palo y se fue afuera. No hubo tiempo para más y terminaron repartiendo puntos. El Xeneize sigue en puestos de clasificación a cuartos de final, aunque todavía no ganó en el Alberto J. Armando en el torneo.

Comentarios