En Boca parecerían no preocuparse por el presupuesto y es en ese plan no escatima a la hora de ir en busca de refuerzos.

Es que, al parecer, luego de que se confirmara la lesión de Lisandro López, que en plena gira por Estados Unidos y México sufrió un desgarro, la dirigencia planea incorporar a un defensor central, teniendo en cuenta que Licha, producto del inconveniente físico, no estará presente en octavos de final de la Copa Libertadores, situación que vivirá Carlos Izquierdoz en la ida por estar suspendido.

El primer partido ante Athletico Paranaense se jugará el miércoles 24, en Curitiba, y el 31 será la revancha en la Bombonera.

A pesar de que Paolo Goltz podría ser variable para el puesto de López (también Jorman Campuzano podría actuar ahí), las autoridades no quieren regalar nada e iniciarían gestiones por una cara nueva, a pesar de que traer un refuerzo en esa línea no garantiza el éxito. En este plan ya existen tres nombres en carpeta como posibles candidatos.

El primero es Nicolás Pareja, quien viene de quedar libre de Atlas de México y con amplia carrera en el exterior y pasado en la Selección; jugó pocos minutos en la última temporada.

El chileno Gonzalo Jara, actualmente en Estudiantes, y el flaco Germán Conti, ex Colon, ahora en Benfica, completan la lista de posibilidades.

Comentarios